Ricardo-Muñoz-Rodríguez-en-experiencia-sanando-al-ser-bienvenido

¿Te gustaría recuperar TU  CONFIANZA, estar en paz, y por fin pisar tierra firme?

¿PARA QUIÉN ES ESTE SITIO?

Personas-desbloquearse-de-vidas-limitantes (2)

No puedo avanzar...

Personas que necesitan un cambio de mentalidad para emprender un proyecto o propósito. Que ya han probado de todo pero se auto sabotean con sus miedos inconscientes más profundos, y la ayuda «externa» es insuficiente. 

coachs-psicologos-sanador-no-sanado

Me cuesta mucho esfuerzo.

Coachs, psicólogos y terapeutas, para los que relación con sus clientes supone un desgaste mental y emocional. La visión no dualista te hará Ver la Realidad potencial, donde no existen víctimas, sino tan solo puro poder y posibilidades sin límites. 

Persona-se-agota-viejo-paradigma

¿Que es real?

Personas en proceso de despertar, que hayan pasado por experiencias místicas que contrastan con la realidad conocida y necesitan poner orden y estructura al nivel de la mente consciente e inconsciente. 

Noche-oscura-del-alma-sanando-al-ser (2)

En mi noche oscura...

Personas que estén viviendo su propia «noche oscura del alma» y quieran tener a alguien que les guíe con discernimiento sobre el proceso de están experimentando, confiando en la luz que hay al final del túnel.

libro-el-sendero-del-ser-por-ricardo-muñoz-rodriguez-grande

Soy Ricardo Muñoz. A tu servicio.

Coach del Ser. Terapia natural no dualista.

A los treinta y cinco años de edad, consciente de que mi vida era un enredo, reconocí que en verdad ya no sabía como vivir.
Reconocí que solo no podía así que fui en busca de ayuda, dejando atrás la comodidad de una vida segura y predecible. Me acabé dando cuenta de que esa comodidad en realidad es una prisión que nos impide elevarnos a nuestra mejor versión de nosotros mismos.
Y en esa apertura el destino me llevó a viajar de mochilero por latinoamérica, para buscar respuestas, para conocerme mejor a mí mismo.
Y así, me encontré con sabios y chamanes que me ayudaron a desarrollar mi propia sabiduría. Me encontré con la sabiduría de Un Curso de Milagros.
Mi libro El sendero del Ser es el resultado de aquellas experiencias.

Mi libro El sendero del Ser

Consciente del sufrimiento y la soledad que surge cuando el actual modelo del mundo se agota, y se ignora la única alternativa que tenemos, el autor del libro nos comparte las claves para el verdadero autoconocimiento, aquellas que nos ayudan a trascender las limitaciones del tiempo y el espacio. También pretende aminorar el conflicto que surge cuando todavía existen lagunas derivadas de las experiencias místicas y del despertar.

A través de sus enseñanzas inspira la construcción de un nuevo marco de referencia, tratando de sortear la confusión y la ambigüedad que nos mantienen en el mundo del sueño.

Conduce un cambio de mentalidad que garantice la paz, la roca sólida sobre la que construir una vida, y entonces sí, garantizar el cimiento para experimentar y materializar la propia voluntad. 

Este libro es para aquellos que ya se han convencido de que sus estrategias mentales siempre fracasan pero que intuyen que ya lo tienen todo, incluida la esencia de lo que este libro les ayudará a descubrir en sí mismos.

libro-el-sendero-del-ser-por-ricardo-muñoz-rodriguez-grande

¿PORQUÉ HE CREADO ESTE ESPACIO?

Hacemos de nuestra vida una lucha por la supervivencia

Y así, dejamos de lado nuestros talentos y sueños por aquello que aprendemos y nos condiciona a una realidad limitada por ideas que no son verdad. 

Así fue como me esforcé para desarrollar una carrera en el campo de la Ingeniería Industrial.

Pero a medida que pasaba el tiempo tenía la sensación de estar encerrado en una carrera donde siempre había que ir en búsqueda de más.

La supuesta seguridad que me movía comenzaba a pagarlo muy caro. Anhelaba desarrollar más mi creatividad, ser más dueño de mi tiempo, viajar y explorar el mundo. Mi vida había tomado tal inercia que ya desconecté del aquí y el ahora, esclavo del trabajo y de la sociedad de consumo.

Mientras tanto, mi intuición me decía que tenía que haber otra forma. Y un día tomé la decisión de escucharla. Porque ya no sabía cómo vivir. Me encontraba totalmente perdido.

A los tres meses de aquello dejé mi trabajo y emprendí un nuevo viaje sin fecha de vuelta. Sin saber muy bien cómo al segundo día de llegar a Colombia acabé en las manos de un sabio conociendo las enseñanzas de Un Curso de Milagros.

En esta sabiduría encontré frases como estas:

“Lo que la percepción ve y oye parece real porque solo admite en la conciencia aquello que concuerda con los deseos del perceptor. Esto da lugar a un mundo de ilusiones, mundo que es necesario defender sin descanso, precisamente porque no es real. Una vez que alguien queda atrapado en el mundo de la percepción, queda atrapado en un sueño. No puede escapar sin ayuda, porque todo lo que sus sentidos le muestran da fe de la realidad del sueño.”

A raiz de algunas experiencias místicas vividas en primera persona comprobé que lo que esta sabiduría enseña es la verdad que todos estamos buscando, y así, pude saber que vivimos en un mundo de apariencias, y que nuestra Realidad es mucho grande y un viaje en el que sin duda merece la pena embarcarse.

La manera en que hemos aprendido a hacer las cosas se basa en la mentira de que este es un mundo carente y que estamos separados del amor.

Y esto es claramente incompatible con el objetivo de experimentar libertad y abundancia

Un-Curso-de Milagros-portada-libro-sabiduria

El método: no dualidad

Con los conocimientos de Un Curso de Milagros, que son los que rigen verdaderamente nuestro mundo, utilizo el tipo de psicoterapia que enseña. Se actúa desde la parte sana de nuestra mente extendiendo nuestra propia luz sobre aquellas otras partes que se encuentran en sombra.

Si se vence la mente analítica, y podemos aceptar la verdad de nosotros mismos, recuperamos nuestro poder que jamás podemos perder.

¿Qué postula Un Curso de Milagros? 

«Nada real puede ser amenazado, nada irreal existe»

Saber más…

La percepción nos encierra en la matrix...

Al dejarnos llevar por la percepción, y no ver lo que queremos, creamos más carencia. Pero la percepción es una extensión del pensamiento. No vemos lo que está ahí, sino lo que realmente creemos.

Como el programa que aprendimos cree en la carencia, por eso la vemos. Creemos en ella, creamos la experiencia de carencia y luego la experimentamos.

Pero esto es tan importante darse cuenta de que la manera en como funcionamos obedece al objetivo del programa que albergamos de encerrarnos a nosotros mismos en él.

Puesto que la mayoría del mundo vive en este programa, el funcionamiento de nuestra realidad no es como todos piensan.

Con la ignorancia no somos capaces de redirigir adecuadamente la atención, y así, la energía se perpetúa y no puede haber una transformación interna que de lugar a un cambio en la experiencia del sueño de la vida.

Nada es ajeno a nosotros, pero al creer que sí, lo que vivimos lo damos como un hecho. Cuando ignoramos esto vivimos a merced de nuestras creencias inconscientes, las cuales causan un efecto sobre nuestra realidad que nos hace vivir separados de todo lo que nos sucede. Esto produce culpa y la culpa nos enferma.

Todos tenemos sueños por cumplir, un propósito para el que vinimos, y vivimos con el dolor de ver que quizás esta existencia no nos da para cumplirlos, y no es lo que esperábamos.

No esperes más de lo necesario.

Vivimos programados para responder a un modelo de vida que no encaja con lo que somos. Esto tiene sumida a la humanidad en un estrés y una insatisfacción cada vez más agudos que los llevan a vivir en el mismisimo infierno.

La idea del sacrificio que hemos aprendido es lo que nos hace estar en el conformismo y que no despertemos, hipnotizados, y en una vida que no queremos, insensibilizados con nuestro agotamiento y pérdida de salud como si fuera algo normal.

Cuando al fin tomamos la decisión de ser libres, y comenzamos a hacer algo que está más alineado con nuestro valores, seguimos operando de igual forma y no nos da resultados. No sabemos hacer las cosas de otra manera. Volvemos actuar como materia (como cuerpos) en nuestra realidad tridimensional regidos por las leyes del tiempo y el espacio, es decir, haciendo cosas.

Vuelve a resultarnos pesado, que cuesta mucho esfuerzo, y entonces llega una nueva crisis, porque te arriesgaste a seguir tus sueños, sigues sin fluir como quisieras y además tienes la sensación de haber perdido la seguridad que antes tenías.

Por tanto, no hay nada más urgente en ese punto de inflexión en nuestra vida que conocernos la verdad de nosotros mismos, para salir de los patrones y hábitos que acaban autolimitándonos, y descubrir en su lugar nuestro poder innato.

Tenemos derecho a saber el camino más directo para ser felices, dejar de vivir engañados, en modo supervivencia, poner el caballo delante del carro, y vivir conforme a nuestra verdadera naturaleza, la pura consciencia.

La atención afuera nos hace esclavos

No estamos sujetos al mundo de ahí afuera. Damos por hecho las ideas que aprendemos del mundo, y esto nos limita. Y en nombre de un falso amor a nuestra familia y a los demás nos regimos por ellas. Pero eso no tiene por qué ser así.

Cuando elegimos dar valor a las leyes del mundo concebimos que existe un mundo ahí afuera ajeno a nosotros, y esto nos lleva a funcionar a través del determinismo, que asume que si haces tal o cual cosa, entonces pasara esto o aquello.

El mantra es el siguiente, «si hago determinadas cosas obtendré lo que quiero». Y así, creemos que cuanto más hacemos más resultados obtenemos. Por eso hay tanto afán en el mundo. Porque bajo las leyes del tiempo y el espacio, las de la materia, tratamos de cambiar de consciencia (conseguir lo que queremos) por medio de ir más deprisa.

Todo esto obedece a las leyes físicas, a la realidad tridimensional, el mundo material y conocido. Existe otra manera de hacer las cosas, que todos sabemos en el fondo, y efectivamente, irnos de este plano sin descubrir esa otra manera, sería simplemente retrasar lo que todos estamos buscando. No hay por qué.

La vida nos pide un cambio hacia nuestra verdadera naturaleza, donde pasamos del hacer al crear, del mundo físico al reino del pensamiento.

Hacemos las cosas creyendo que las tenemos que conseguir haciendo algo, buscando esa realización en una línea de tiempo, sin darnos cuenta que de esa manera ya lo perdimos de vista, porque no creemos que ya la tengamos.

El programa del mundo nos condiciona para obtener mediante una búsqueda afuera, y así de grande es el esfuerzo que tenemos que hacer para mantener nuestras sociedades de consumo.

Este es el mundo de la ficción, el mundo condicionado a leyes externas. Y la vida es mucho más simple.

Cuando hacemos las cosas por nuestra cuenta lo hacemos como hemos aprendido, a través del programa condicionador, que implica la carencia y determinismo, culpa y sacrificio. Actuamos como materia tratando de cambiar materia.

La vida tiene otro designios para nosotros. Que descubramos nuestra auténtica realidad.

Por eso en un momento dado de nuestra vida sentimos que la manera en como siempre hemos hecho las cosas no fluye. Puede ser que te haya llegado el momento de despertar.

Primero tenemos que ser lo que somos. Todo lo demás es secundario y viene por añadidura. Al desapegarnos del mundo material recuperamos el libre albedrío.

Al darnos cuenta de que toda la realidad proviene de nuestro mundo mental vives en una realidad paralela que deja de estar condicionada por lo externo. La percepción ya no se usa para determinar lo que es real, sino que se convierte en la manera de descifrar lo que estás eligiendo internamente.

Actúas como si lo de afuera fuera real, pero desde el mismo momento en que tomas consciencia de que no está afuera, vuelves a elegir.

El mundo aparentemente separado...

De acuerdo a Un Curso de Milagros:

El mundo que vemos refleja simplemente nuestro marco de referencia interno: las ideas predominantes, los deseos y las emociones que albergan nuestras mentes. “La proyección da lugar a la percepción”. Primero miramos en nuestro interior y decidimos qué clase de mundo queremos ver; luego proyectamos ese mundo afuera y hacemos que sea real para nosotros tal como lo vemos. Hacemos que sea real mediante las interpretaciones que hacemos de lo que estamos viendo. Si nos valemos de la percepción para justificar nuestros propios errores—nuestra ira, nuestros impulsos agresivos, nuestra falta de amor en cualquier forma que se manifieste—veremos un mundo lleno de maldad, destrucción, malicia, envidia y desesperación.Lo que vivimos en este plano es siempre el efecto de algo más que permanece oculto en nuestra mente. Algo que proviene del plano metafísico, de nuestro mundo mental mayoritariamente inconsciente.

grafico-vivir-desde-la-superficie-de-la-percepcion

La vida hace de espejo para conocer los significados internos que albergamos.

Dichos significados toman múltiples forman en el plano de la percepción. Se manifiestan en forma de símbolos, y dichos símbolos se expresan en el mundo conocido a partir de una función de probabilidades formada por dichos significados o verdades en nuestra mente.

Entonces, el error que cometemos es creer que causa y efecto ser encuentran ambos en el mundo material que conocemos (1). Al confundir causas con efectos damos mayor realidad a los significados que produjeron esas situaciones, es decir, que estamos separados.

Esta idea falsa sobre nosotros mismos se va reforzando a lo largo de la vida, y los juicios son pensamientos que obedecen a esta misma idea de separación.

Al creer en que somos un «yo» separado, creemos que lo que vemos está realmente ahí fuera.

Con los juicios lo que hacemos es defendernos de la realidad que vemos afuera, separada de nosotros. Esto genera culpa y al no soportarla, la proyectamos también afuera. Una vez hemos tomado esa decisión, como dice Un Curso de Milagros, no se puede escapar sin ayuda.

Durante cierto tiempo, la proyección de la culpa parece funcionar. Y así, en el mundo de la separación, impera la ley del más fuerte, y de acuerdo a sus leyes, moldeamos una personalidad donde alcanzar más dinero, más status y más poder para poder proyectar la culpa sobre los más débiles. La conclusión final en un mundo donde se ve patente la carencia es esta: «o comes o te comen», no hay más remedio.

Debido a lo anterior tenemos la ilusión de que es posible controlar lo que nos sucede en el sueño de nuestras propia fabricaciones. Pero la vida en un momento dado pone límites a estas creaciones falsas. Y antes de lo que canta un gallo todo el daño que haces a los demás vuelve a tí, en forma de una nueva situación dolorosa para nosotros (4).

Pero en ese interim nos olvidamos de los ataques que efectuamos en el pasado contra otros y contra Dios. Hacemos lo que hemos aprendido pero esta vez siempre somos la víctima malparada.

A medida que esto sucede más y más comenzamos a identificarnos como víctimas (5), reforzando esta idea y creciendo nuestra herida interior y por tanto, esa experiencia de la vida.

Como decía el texto que puse más arriba de UCDM, una vez sumidos en el sueño, no podemos salir sin ayuda.

Un Curso de Milagros también nos dice:

Tenemos que aprender a perdonar todo esto, no porque al hacerlo seamos “buenos” o “caritativos”, sino porque lo que vemos no es real. Hemos distorsionado el mundo con nuestras absurdas defensas y, por lo tanto, estamos viendo lo que no está ahí. A medida que aprendamos a reconocer nuestros errores de percepción, aprenderemos también a pasarlos por alto, es decir, a “perdonarlos”. Al mismo tiempo nos perdonaremos al mirar más allá de los conceptos distorsionados que tenemos de nosotros mismos, y ver el Ser que Dios creó en nosotros, como nosotros.

Por qué confiar en mi

Estoy convencido de que construimos nuestra vida sobre los cimientos equivocados, y por eso creo que lo que hago es algo prioritario para todos.

Llegué a esta conclusión después de toda una vida de búsqueda.

Nadie puede ayudar a nadie, porque esa no es nuestra función. Si permitirnos ser instrumentos para ayudar, serviremos de ayuda.

El conocimiento del verdadero ayudante es lo que me permite usar la propia inteligencia que sana. La que establece el orden en todas las cosas.

Los tiempos que estamos viviendo obedecen a la realidad que nos han enseñado, a la dualidad que nos mantiene en un perpetuo conflicto y que no pueden más que mantenernos inquietos y perdidos entre tantos simbolos de dualidad.

Todos los que creen que es posible lo malo en este mundo, no han llegado a la última verdad. No fuimos expulsados del paraíso. Esta es la gran noticia. No hay nada desconectado de nosotros.

Si la verdad exigiese que renunciasen al mundo, les parecería como si se les estuviese pidiendo que sacrificasen algo qu ees real. Muchos hay elegido renunciar al mundo cuando todavía creían que era real. Y como resultaod de ello se han visto abatidos por una sensación de pérdida, yuu, consecuentemente, no se han liberado. Otreos no han elegido otra cosa que el mundo, y su sensación de per´dida ha sido aún mayor, lo cual no han sido capaces de entender.

Nuestra visión en dualidad, errónea, no puede ser llevada a la luz desde la mente analítica, porque la mente analítica surgió del mismo error por el cual percibimos en dualidad. Necesitamos conectar con el espíritu para corregirla. No podemos hacerlo por nosotros mismos.

No cambiamos porque transigimos con ideas y percepciones que no son verdad.

Las ideas el puro no dualismo pueden ser comprendidas más rápidamente si las explica alguien que las ha vivido. Al basarse en el conocimiento sirve para todos los niveles de conciencia, y por tanto, es el camino más directo para llegar a la meta que todos perseguimos.

Lo que dicen de mí los que me conocen…

A Ricardo lo conocí en el entrenamiento de desarrollo personal y coaching. Una entre muchas virtudes que vi en él fue su alto nivel de compromiso con su crecimiento, y evolución espiritual. Es una persona congruente, consona con lo que practica, nunca tendrás una conversación con él en dónde te diga algo que no haya experimentado o este experimentando consigo mismo.

Explora a través del conocimiento para luego integrar e ir creando su propia verdad al unísono con el creador. La invitación que nos hace es a despertar y mantenernos despiertos en plena confianza.

Alexandra. Venezuela. Profesión: actriz.

Ricardo es un maestro nato espiritual y gran consejero, la profundidad de sus enseñanzas y su sabiduría adquiridas a través de sus experiencias, nos hacen reflexionar sobre el propósito de la vida y permite descubrir nuestra esencia y lo que somos capaces de hacer para alcanzar la felicidad. Muchos de sus artículos y experiencias difundidas en esta página me ayudan a tomar conciencia de cómo enfrentar la vida sin miedos, vivir una vida espiritual y sobretodo aprender a transcender el ego, lo cual contribuye a mi desarrollo personal.

Leylie de Perú. Jefe de Producto.

He tenido al oportunidad de estar con Ricardo y tener una charla sobre la espiritualidad, sobre el objetivo de la vida y sobre todo como ser feliz. Llevo muchos años buscando la felicidad, por eso estoy estudiando el método budista y la meditación. Las comprensiones y las experiencias que he tenido, al compartirlas con él, y como son las cosas de la vida y la realidad, me quede asombrado. Él transmitía la tranquilidad y la paz. Explicaba sencillamente brillante. Se creó un ambiente de paz y amor.

Anup de Nepal. Profesión: marketing

Me siento afortunado de conocer a Ricardo desde hace ya algún tiempo. Hemos viajado juntos, hemos compartido experiencias intensas, en la luz del día y en las sombras de la noche. Desde mi sentir puedo decir que se perfila como propicio intérprete y consejero, capaz de bien-acompañarnos a cualquiera que deseemos recorrer ese camino, de alcanzar esa conexión.

Carlos de España. Profesión: Policía.

Ricardo-Muñoz-Rodriguez-bienvenido-a-sanando-al-ser-somos-libres

Una ayuda para despertar

Vivimos desde el efecto que provocan nuestras heridas internas, andamos muy despistados en cuanto a la verdadera causa de nuestros problemas, pero como nos duele, e ignoramos una alternativa a como siempre hemos hecho las cosas, reforzamos esa experiencia de la vida, por medio de los juicios.

La vida pasa, y la falta de sentido se va agudizando en nuestra vida. Salir de esta cárcel no es fácil, pero si yo pude, tu también.
Tenemos derecho a conocer el camino más directo para ser felices. Por eso quiero hacerte un regalo. Tu que estás cansado de falsas promesas y de buscar donde no se encuentra, quiero invitarte a descargarte mi ebook

Entendiendo el sueño del mundo.

Descargar Ebook gratis

Ebook-entendiendo-el-sueño-del-mundo-tablet

¿Y AHORA QUÉ?

Por mi experiencia al entrar en contacto con información como la de esta página pueden aflorar una gran diversidad de pensamientos y emociones, desde un eureka hasta incluso la confusión, el miedo o el rechazo. Lo más probable es que sientas que hasta ahora no te habían contado toda la verdad y que esto te haya encajado. Por su parte, cuando sentimos confusión, miedo o rechazo es posible que estés experimentando disonancia cognitiva, que tiene que ver con el grado de aceptación o rechazo a nuevas ideas.

Amo hablar de estas cosas, y mi propósito es servir en el despertar de lo que realmente somos. No es fácil al principio, sobre todo cuando todo tu entorno no está familiarizado. En nuestra cultura nos hace falta poder hablar de todas estas cosas, y que lo vayamos normalizando, porque de esa manera nos recordamos unos a otros que en verdad no hay nada que temer. Con esta mirada unos a otros dejamos de ser vulnerables.

Así que con este ánimo, puedes compartir conmigo lo que te apetezca, y así puedo conocerte mejor. Esta espacio surge precisamente para crear y potenciar una comunidad de personas conscientes que quieran liberar todo su potencial, dejar de transigir con la mentira de que somos víctimas, y así encaminarnos y encaminar al mundo hacia nuestro despertar.

Dicen que soy bueno explicando, que miro más allá, profundizando hasta tocar las fibras sensibles. Siguiendo el consejo de los que me conocen, aquí estoy a tu servicio. Y la mejor manera de servir es conociéndote mejor. Con este objetivo, puedes hacer lo siguiente:

1) Dejáme un comentario con las inquietudes que se despertaron al leer esta página.

2) Si crees que esta información puede resultar de interés para alguien más, puedes compartirlo en tus redes sociales preferidas. Puedes utilizar los botón que aparece a la derecha de la pantalla.

3) Si ahora no te apetece dejar un comentario ahora, ¡mándame un whatsapp!.

COMENTARIOS

 

Política de comentarios

Por favor, respeta las siguientes normas o tu mensaje no será publicado:

  • Expresa tu opinión sin insultar a nadie
  • Utiliza mayúsculas, minúsculas y signos de puntuación
  • Separa los párrafos con retornos de carro
  • Cuida la gramática y la ortografía
  • Usa tu nombre personal, no el de tu negocio
  • No incluyas enlaces que no estén relacionados con la conversación

7 Comentarios

  1. Laura

    Maravilloso!

    Responder
    • Ricardo

      Muchas gracias Laura.

      Responder
  2. Carlos Rocha

    Querido Ricardo, quisiera saber que sentimiento albergas con respecto a la idea del “libre albedrío”.

    Gracias.

    Responder
    • Ricardo

      Hola Carlos, muchísimas gracias por tu mensaje.
      Después de mucho tiempo llegué a la conclusión de que el «libre albedrío» es una contradicción y empezando por ahí, no tiene ningún sentido en el mundo real. Voy a intentar explicarme. A veces confundimos libre albedrio con poder hacer lo que queramos. Esto puede parecer que tiene sentido y algo inofensivo e incluso bueno para nosotros, pero desde la condición en la que estamos en este plano, en la que no sabemos lo que más nos conviene porque vivimos sin saber quienes somos, es como jugar con fuego, porque es considerar que el ego está en disposición de tomar las riendas de nuestra vida. El ego tan solo obedece al deseo de creernos especiales, pero esto surge porque se erige sobre una mentira, la de que estamos en un mundo carente donde opera la ley del más fuerte en este mundo ilusorio donde aparentamos estar necesitados de amor.

      Responder
  3. Hilda

    Enhorabuena por hablar desde tu experiencia de lo que realmente importa en la vida y todos de forma consciente o inconsciente buscamos: Vivir en paz, siendo felices amando y siendo amados.
    Correr el tupido velo de la mente con sus trampas y mirarnos en el espejo para limpiar nuestra mirada y así ser más compasivos con nosotros mismos y los demás, soltando las quejas, interpretaciones y juicios sobre los que ocurre.
    Gracias Ricardo por compartir tu camino ANDADO desde el corazón y no desde un discurso de palabras bonitas, pero huecas de experiencia vital. Gracias por compartir tu comprensión para ampliar la nuestra.
    Y en esta senda de mirar lo verdadero pregunto: ¿qué hace que unas personas sientan esta llamada y otras no?¿Existe un mapa de ruta que oriente en este descubrir interior? ¿Qué es realmente el despertar de la conciencia y cuáles son sus etapas si las hay?¿qué practicas son esenciales realizar en el día día para mirar desde ese otro lugar la realidad?¿cómo saber si estamos o alguien está en este camino de verdad? MILES DE GRACIAS por Ser ventana de Conciencia.

    Responder
  4. Ricardo

    Hola Hilda, con mucho gusto:

    1) ¿qué hace que unas personas sientan esta llamada y otras no? El sufrimiento y el contraste al observar a otras personas. Ver tu reflejo de alguien que te ve como realmente eres. Una experiencia mística que te hace ver que otra realidad y esto al mismo tiempo te pone en la búsqueda. La vida es una continua oportunidad a despertar, obedece a esta ley constantemente. Solo hay que tener entrenada la atención para darse cuenta de ello.
    2) ¿Existe un mapa de ruta que oriente en este descubrir interior? No existe realmente. Personas que estén más avanzadas en su autodescubrimiento pueden enseñarte con su ejemplo de Ser. Existen herramientas que sirven para acercarte. Pero el despertar no se puede agarrar con el intelecto, ni estudiando ni haciendo cosas, porque es otra cosa totalmente distinta que no podemos concebir más que con la experiencia.
    3) ¿Qué es realmente el despertar de la conciencia y cuáles son sus etapas si las hay? El despertar de la conciencia es despertar de las creencias de lo que eres y lo que es la vida, hacia la propia experiencia de eso. Las etapas, en mi caso particular las mencionaría de la siguiente manera:
    1. Primera experiencia 2. Búsqueda y responsabilidad 3. Dolor y consciencia 4. Transición 5. Depresión 6. Confianza 7. Certeza.
    4) ¿qué practicas son esenciales realizar en el día día para mirar desde ese otro lugar la realidad? Auto-observación, ralentización del ritmo, rechazo de la realidad mundana para vivir solo en tu interior sin dejar de hacer tus quehaceres, pero sin apego ya. La prioridad es salir del estado de estrés y que la paz sea la prioridad en todas tus decisiones.
    5) ¿cómo saber si estamos o alguien está en este camino de verdad? Siempre estás ante la verdad, otra cosa es que la otra persona sea consciente. Si te refiere a las sus enseñanzas, pues si resuenas con lo que esa persona dice, y también el análisis de sus valores. La intención verdadera por la que hace las cosas.

    Responder
  5. Hilda

    Muchísimas Gracias por tu respuesta Ricardo! Ser lo que somos en realidad y no lo que creemos o nos han hecho creer que somos. Como decía Rumi «Somos estrellas cubiertas de piel. La Luz que tú buscas ya está dentro de ti»..Toda una aventura de autoindagación! Graciassss

    Responder

Dejar una respuesta a Carlos Rocha Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus datos están a salvo conmigo porque cumplo con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y esta es la info que debes saber:

  • Responsable: Ricardo Muñoz Rodríguez
  • Finalidad: moderar comentarios.
  • Legitimación: es gracias a tener tú consentimiento.
  • Destinatarios: tus datos serás guardados en Webempresa, mi proveedor de email y hosting y/o en mi plataforma de Email Marketing Mailchimp
  • Podrás ejercer tus Derechos: de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@sanandoalser.com o ante la Autoridad de Control.

mini_Ricardo-Muñoz-Rodriguez-bienvenido-a-sanando-al-ser-somos-libres (2)

Me llamo Ricardo Muñoz Rodríguez. Hace tres años, cansado de sacrificarme toda mi vida, dejé mi profesión de ingeniero industrial para recordar cómo volver a vivir. Me sentía triste y perdido. A día de hoy creo que no hay tiempo más valioso que el que dedicamos para encontrar y vivir en la verdad de los que somos.

Si quieres saber más sobre mí te invito a que conozcas mi historia.